Especial mujeres en el sector agroalimentario: Marina y la ganadería VacaNegra

Especial mujeres en el sector agroalimentario: Marina y su ganadería VacaNegra


 

Con motivo del día internacional de la mujer, desde sostenibl.es estamos dedicando este mes de marzo a visibilizar algunas empresas con impacto y grandes valores lideradas por mujeres.
 

Marina y su empresa ganadera VacaNegra

Hoy os presentamos a Marina, que regenta la ganadería de VacaNegra en Cenicientos, en la Comunidad de Madrid.
 

VacaNegra es una pequeña empresa familiar que produce una carne de vacuno excepcional, con certificación ecológica, y que además es ejemplo de sostenibilidad y conservación de la biodiversidad.
 

La historia de VacaNegra se remonta a hace más de 40 años, cuando la familia inició la cría en extensivo de la raza autóctona de vaca avileña ibérica. Desde entonces, esta ganadería familiar se ha caracterizado por trabajar con esta raza, y emplear un método de cría en extensivo, ecológico y tradicional, que respeta los ciclos naturales de los animales y la biodiversidad del ecosistema particular en que se encuentran.
 

Actualmente, Marina, junto con su hermano regentan VacaNegra. Su pasión está apoyada en su conocimientos, ya que ambos cuentan con carreras en Biología y Ciencias Ambientales. Movidos por su afán de superación, han ampliado la empresa, y ahora controlan todo el proceso de producción de la carne VacaNegra, desde el nacimiento del animal hasta la venta final de la carne. Además, VacaNegra está avanzando en la conservación de la biodiversidad, al recuperar la variedad bociblanca, que actualmente está en peligro de extinción.

 

¿Qué hace la carne de VacaNegra especial?

En su finca de 600 hectáreas, VacaNegra cuenta con una cabaña de alrededor de 200 madres de raza avileña ibérica pura; además de un núcleo de 50 madres de la variedad de avileña bociblanca, en peligro de extinción. De esas sólo existen unas 400 en toda la Península. Su objetivo es contribuir a la recuperación de esta variedad bociblanca en extinción.
 

Las vacas de la raza avileña ibérica, autóctonas de la zona, se prestan especialmente a la cría en extensivo, al poder estar en libertad en campos y montes; y dada su rusticidad aprovechan todos los recursos del entorno, como el ramón de las encinas y la bellota. Además, tienen características especiales a nivel organoléptico, como una mayor cantidad de grasa infiltrada que da más sabor a la carne. Igualmente, al ser animales criados a base de pastos, forrajes y de piensos ecológicos el perfil de los ácidos grasos está significativamente mejorado comparado con animales de cebo.
 

Por último, en su esfuerzo por satisfacer las necesidades de sus clientes, VacaNegra comercializa dos tipos de carne: la ternera ecológica convencional, disponible todo el año, alimentada de pastos y de piensos ecológicos preparados artesanalmente en la propia ganadería; y la vaca de pasto 100%, Ésta última procede de animales que no han tomado nada de pienso, cuya carne es aún más sabrosa, y que están especialmente indicados para dietas PALEO.

 

Los valores de VacaNegra: sostenibilidad, bienestar animal y conservación del ecosistema

Los pilares sobre los que se asienta VacaNegra giran en torno a la conservación del ecosistema y el respeto a los ciclos naturales y el bienestar de los animales.
 

VacaNegra cuenta con un terreno rico, con zona de pastos y zona de montes, lo que les permite hacer la trashumancia dentro de sus propias tierras, evitando así cualquier riesgo para sus animales que pueda derivarse del uso de pastos comunales. Una buena planificación de la rotación de los pastos, así como un exquisito cuidado de la zona de monte mantienen las 600 Ha de terreno en condiciones óptimas para la ganadería de VacaNegra.
 

El cuidado de la zona de monte, además, tiene beneficios añadidos, ya que, según nos cuenta Marina, se va limpiando el matorral, y a la vez se abren caminos, fajas auxiliares y cortafuegos. Esto es fundamental a la hora de prevenir los incendios. Por otra parte la poda y cuidado de las encinas busca ir abriendo el árbol para que pueda dar más sombra para los animales en verano y para que produzca más bellota — una bellota que las vacas de VacaNegra disfrutan también como buenas gourmets. Con un trabajo de conservación este tipo se actúa en todo el ecosistema, y se produce un impacto positivo en el territorio, más allá de la propia ganadería.
 

Por otra parte, la conservación de la raza avileña ibérica pura, en su variedad bociblanca es otro ejemplo de preservación de la biodiversidad autóctona. VacaNegra está inscrita en las asociaciones oficiales de esta raza, y colabora junto con otras ganaderías para encontrar y mantener ejemplares para el cruce, a fin de que esta variedad de raza pura no desaparezca. Además, desde VacaNegra se apuesta por participar en todos los estudios dedicados para seguir generando conocimiento sobre esta variedad en extinción.
 

Por último, VacaNegra produce todo el pienso para alimentar al ganado, lo que incluye la selección y análisis de los cereales ecológicos, y la molida de los mismos; además de los controles y certificaciones externos que vienen requeridos por la normativa de producción ecológica. Además de garantizar la más alta calidad, ello supone un ahorro económico dado el elevado coste de los piensos ecológicos.

“La certificación ecológica es un valor añadido para nosotros…y hay mucho más control en un sector, como es el campo, donde todo el mundo piensa que lo ha hecho bien, porque se ha hecho así toda la vida, pero donde hay muchas cosas que se pueden mejorar”

Retos y oportunidades

Entre los retos, por una parte se encuentra la falta de infraestructuras para la producción ecológica. Concretamente Marina nos cuenta que no existe un matadero dedicado para la producción en ecológico en la Comunidad de Madrid, lo que obliga a ganaderos y ganaderas a desplazarse hasta el matadero de Ávila, que sí es apto para este tipo de producción.
 

Por otro lado, la certificación ecológica implica mucho más papeleo, controles más exhaustivos y unos costes adicionales importantes que, en su caso, al producir y comercializar, se duplican. A eso se suma la complejidad añadida del sistema de etiquetado, que adolece de limitaciones. En el caso de una empresa familiar como VacaNegra, cuestiones como estas pesan para un equipo pequeño.
 

En cuanto a las oportunidades, Marina destaca la tendencia en el consumidor a optar por productos ecológicos, sostenibles y locales. Esto supone no sólo una mayor valoración del producto, sino también del trabajo y de los valores que hay detrás. En este sentido, VacaNegra apuesta por canales de comercialización cortos y una relación directa con el cliente. Este trato directo con sus clientes les ha abierto la nueva línea de negocio de la carne de pasto 100%, compatible con dietas paleo.

“El ecológico es una tendencia y, tal y como están las cosas, debería de ser hacia lo que tendiéramos todos, si queremos producir mejor”

Cómo conseguir VacaNegra

En su web se puede comprar directamente todos los cortes y productos de VacaNegra. Todas las semanas están abiertas las ventas de carne de ternera ecológica a través de la web. VacaNegra realiza matanzas cada semana, trabajando siempre con producto fresco. Para las carnes 100% de pasto, las ventas se abren una vez al mes.
VacaNegra colabora con otras dos pequeñas empresas familiares para ofrecer pollo ecológico de Segovia así como cordero lechal ecológico de la raza Talaverana, también en peligro de extinción.
 

Recientemente VacaNegra ha abierto una tienda y espacio de degustación en el madrileño Mercado de Vallehermoso (C/ Vallehermoso, 66), donde se pueden encontrar sus productos, incluida la carne de vaca 100% de pasto, y además degustar sabrosas hamburguesas ecológicas. También podéis encontrarla en grupos de consumo, tiendas especializadas, y algunos restaurantes de Madrid.
 
 

Aprovechad para apoyar el trabajo de las mujeres ganaderas, y disfrutar de una carne tremenda, y con un impacto positivo en el territorio.
Podéis encontrar más información, visitar el perfil de empresa y conectar con VacaNegra aquí

Deja un comentario