Especial mujeres en el sector agroalimentario: Toñi y el restaurante La Noria

Especial mujeres en el sector agroalimentario: Toñi y el restaurante La Noria


 

En este mes de marzo queremos hacer más visibles algunas empresas con impacto y grandes valores a lo largo y ancho de la geografía española, que están lideradas por mujeres. Hoy os presentamos a Toñi y su restaurante La Noria.
 

Toñi, el alma del restaurante La Noria

Toñi es una mujer luchadora y emprendedora, y es la gerente y el alma del restaurante La Noria, en Granada.
 
La Noria es un restaurante gourmet inaugurado hace un año, con capacidad para 35 comensales, ubicado en la calle Ánimas 7, cerca de Plaza Nueva, a los pies de la Alhambra.
 

La Noria es un restaurante diferente, un paréntesis en el bullicio y en el tradicional concepto de la tapa típico en Granada. A La Noria se va a comer despacio, a disfrutar cada bocado, y a recrearse en los sabores y en las experiencias que nos brindan tanto los platos, como el ambiente, ambos cuidados hasta el más mínimo detalle.
 

No se puede esperar más que la excelencia en los platos elaborados por el equipo de la Noria. Lo que sorprende es el mimo y detallismo hacia los productos y quienes los producen. Esa cuidada selección de cada ingrediente es el reflejo de su dedicación al cliente, para obtener el máximo deleite de cada comensal.
 

Una carta diferente: productos ecológicos locales regados con vinos naturales

En la carta de La Noria encontramos carnes, pescados y vegetales ecológicos certificados, de temporada y de cercanía, en una apuesta decidida por ofrecer productos locales, sostenibles y de la más alta calidad.
 

Destacan productos gourmet de agua dulce como el esturión ecológico certificado de Riofrío, o el caviar de esturión ecológico, así como diversas conservas ecológicas premium. Las carnes también son ecológicas certificadas de la D.O.P Los Pedroches. Además de la carta con carnes y pescados, La Noria también dispone de una carta diseñada para los paladares vegetarianos y para aquellos que presentan intolerancias; adaptándose cada plato a sus necesidades y preferencias. No hay cartas cerradas.
 

En La Noria podemos encontrar una amplia variedad de productos locales de pequeños productores, que son exclusivos y difíciles de encontrar en cualquier otro establecimiento. Este afán por descubrir nuevos productos y por sorprender al cliente son, sin duda, señas de identidad de La Noria.
 

Además, con un concepto de despensa abierta, los comensales verán lo que van a consumir antes de que llegue al plato. Todas las frutas, verduras y conservas que se utilizan en el restaurante están a la vista del público, que podrá apreciar el producto fresco antes de consumirlo.
 

La carta de vinos también depara agradables sorpresas: podemos encontrar en la bodega vinos ecológicos, biodinámicos, naturales, y veganos. La carta cuenta con una extensa variedad de referencias de Granada, así como vinos procedentes de otras denominaciones de origen. El nexo común entre todos ellos es que proceden de pequeñas bodegas con una sensibilidad especial. La Noria ofrece además la posibilidad de degustar los vinos de la bodega y llevarse a casa algunas botellas.
 

Los valores de La Noria: kilómetro cero, slow food, apoyo a pequeños productores

En La Noria la carta es de temporada. La mayoría de los productos son de la zona, apostando por una cocina kilómetro cero, en sintonía con la filosofía slow food.

Esta apuesta por lo local va más allá:  se buscan los productos de pequeños artesanos y productores que de otro modo no llegarían al público de la ciudad.  Con ello se brinda una experiencia única al comensal, y se apoya además la supervivencia de pequeños productores y artesanos, valorizando el producto de su trabajo.

 

Para ello, el restaurante está aliado con diversas asociaciones de pequeños productores de la zona. Además, el buen ojo de Toñi se dedica a descubrir, de cuando en cuando, las excelencias gourmet de los pueblecitos de la región.

 

La Noria, un restaurante sostenible en todos los sentidos

En nuestra conversación, una de las cuestiones en las que Toñi más hace hincapié es en el trabajo con pequeños productores locales, que son los que ayudan a mantener vivas las tradiciones gastronómicas y a preservar el ecosistema. Nos habla del gran trabajo que hacen en la recuperación de semillas de variedades autóctonas ya casi desaparecidas… Y cómo el cliente se sorprende de volver a experimentar esos sabores de antaño, ya casi olvidados.

Por otra parte, el trabajo con producto local también implica reducir al mínimo las emisiones de carbono derivadas del transporte. En La Noria se busca minimizar la huella de carbono y el impacto sobre el medio
 

Por último, La Noria cuenta con una carta donde priman los productos ecológicos. Vegetales, carnes, pescados, conservas, quesos, bebidas, vinos, todos ecológicos, en sintonía con la filosofía de cuidado del medioambiente y de la salud del comensal.
 

Visión de futuro, retos y oportunidades

Toñi nos habla con entusiasmo de la necesidad de potenciar el consumo de productos ecológicos y la filosofía , que va más allá de alimentarse bien. Se trata de “acortar distancias entre la tierra y el fogón”. Es así como podemos contribuir a preservar la producción de alimentos y mantener vivos nuestros pueblos, nuestros paisajes. Y ello podemos hacerlo tanto consumidores, como desde el sector de la restauración, como hace Toñi en La Noria.
 

Por otra parte, la colaboración entre empresas y personas es clave en su visión de sostenibilidad. Lejos de ver competencia, Toñi ve oportunidades. Desde los productores, que se asocian para optimizar la logística y poder servir a todos sus clientes; hasta los restaurantes, que haciendo alianzas pueden poner en valor y reivindicar un tipo de cocina y de trabajo con productos ecológicos y autóctonos.
 

El restaurante La Noria ya forma parte de la red hostelera de Granada, y además está empezando a hacer alianzas con hoteles boutique y alojamientos con encanto. Además, organiza degustaciones privadas previo encargo.
 

Cuando os encontréis en Granada, no dudéis en dejaros agasajar en el restaurante La Noria. Además de ser un placer para vuestros sentidos, también estaréis apoyando el trabajo de las mujeres en restauración y de los productores locales.
 

Podéis encontrar más información, visitar el perfil de empresa y contactar con el restaurante La Noria aquí

Deja un comentario